24 febrero 2011

Tenemos una vida de tiempo...

Tanto correr, tanto correr... ¿No tenéis la impresión de que un día se sucede al otro y no nos damos cuenta de ello? Por el lado positivo, eso es bueno, pues significa que "la cosa va bien" y el tiempo pasa rápido, pero por otro lado nos damos cuenta de que pasa y..no vuelve.

Resumen: hay que VIVIR y DISFRUTAR cada instante, cada nimiedad, cada sonrisa, cada conversación, cada mirada...Merece la pena ;-)

-----------------------------------------------

We're always in a hurry...Have you ever thought about how fast time flies? Thinking in positive we can think it's good, because things are going well, so time flies; but in the other hand maybe we don't realize that time passes and... will never return.

In short, we should LIVE and ENJOY every moment, every little thing, every smile, every conversation, every glance...It's worth it ;-)

Artículos Relacionados

6 comentarios:

Oñera dijo...

No me da miedo que el tiempo pase deprisa (como dices es que la cosa va bien), lo que temo es que los días, uno tras otro, sean iguales. La rutina es el enemigo a batir.
Bonita entrada, Anais.
Un abrazo.

24 de febrero de 2011, 22:35
nómada dijo...

Hola, Anais. Pues sí, el tiempo pasa demasiado deprisa por sí solo como para que encima nosotros le metamos prisa. Le solemos imprimir a la vida un ritmo excesivamente rápido. Creo que merecería la pena plantearlo como si tuviéramos delante un buen vino, de esos reservas que quitan el hipo y que toca beberlo a pequeños sorbos y deleitarse con cada uno de esos tragos.
Una vez hice mía una frase: La vida es cada instante. Y así hay que vivirla, sin correr, sin prisa, pasito a pasito.
Un abrazo.

24 de febrero de 2011, 23:41
Anais dijo...

OÑERA, NOMADA, es cierto, la vida pasa muy rápida y a veces somos conscientes de que no hemos saboreado la esencia de cada día...
Lo importante es que sigamos teniendo cada mañana una oportunidad más para hacerlo :)
Un abrazo!

25 de febrero de 2011, 11:14
Joy dijo...

Coincido por completo en tu reflexión, Anais!

Tengo que reconocer que, aunque el tiempo vuela, cuando estoy más consciente de cada instante, parece que éste se detiene un poco para que lo saboree... como si me hiciera un regalo...

Gracias por la entrada y un abrazo :)

26 de febrero de 2011, 0:22
nómada dijo...

Y Feliz cumpleaños, si me lo permites!!
Un abrazo.

1 de marzo de 2011, 1:15
Anais dijo...

JOY, sí, eso es precisamente lo importante, ser consciente (aunque sea de vez en cuando) y pararse a saborear los instante.
Un abrazo!

NOMADA, ¡¡muchísimas gracias por acordarte!!
Un fuerte abrazo!

1 de marzo de 2011, 8:57

Publicar un comentario